“La economía es como las MUJERES y hay que estimularla”

Todas las sociedades construyen su cultura en torno a la diferencia sexual de los individuos que la conforman, la cual determina el destino de las personas que componemos la sociedad, atribuyéndoles ciertas características y significados a las acciones que unas y otros debemos desempeñar y que se han construido socialmente.

Prueba de ello es el denigrante regalo que recibió el Ministro de Economía. Señaló que “la economía es como las mujeres, que necesitan ser estimuladas” y al mismo tiempo acompañar esa desafortunada frase con un juguete sexual, denigra y vulnera a cada una de las mujeres que con nuestro trabajo día a día contribuimos a la economía de este país, ya sea trabajando dentro o fuera de la casa.

Hace menos de un mes marchamos por diferentes calles de nuestro país gritando para que se erradique la violencia de género, lo cual no significa que luchemos solamente para que no haya ni una menos o para que no nos maltraten físicamente, sino para que no exista ningún tipo de violencia o discriminacion por género.

Hoy se demuestra una vez más que Chile es un país machista, y que algunos – si no la mayoría- de nuestros hombres siguen sin entender lo que significa tener enfoque de género y generar políticas públicas para construir una sociedad más equitativa.

Con “el regalo” podemos interpretar sus vulneraciones de diferentes formas. Coloca a la mujer como un objeto sexual
que debe ser acallado. Coloca a la mujer como lo más bajo, sin poder de decisión, sin autonomía, un objeto que “debe ser estimulado”.

Queremos decirle a nuestras autoridades que sus risas también nos duelen y nos violentan, pero sinceramente los que terminan demostrando no estar a la altura son quienes consideran que esto es “una simple broma” o que las mujeres somos “graves” por la connotación que le damos al hecho.

Ser mujer hoy y participar dentro del mundo laboral implica un mayor esfuerzo para nosotras, porque debemos “buscar” aceptación y reconocimiento del hombre en la sociedad, aunque no lo queramos, validarnos constantemente tengo como madres, mujeres y trabajadoras.

Estamos en una sociedad machista donde si decides ingresar al mundo laboral debes verte bien, hablar “lo justo y necesario”, trabajar lo mismo por menos remuneración, y al mismo tiempo, volver a casa y atender a la familia, sino se te considera mala madre, y  claramente seguir luciendo “perfectas” para ellos…

Es por eso, que tanto hoy, como cada día, las mujeres demócratas cristianas repudiamos enérgicamente la forma en que se utiliza la imagen femenina , hoy fue para ejemplificar la estimulación económica, de manera grotesca y burda, mañana nos utilizarán para otra cosa y así el círculo vicioso de la violencia simbólica seguirá primando.
Hoy nuevamente repudiamos que se siga naturalizando la violencia de género, pedimos, más bien exigimos que cada uno de los involucrados en esta nueva agresión hacia las mujeres se comprometan a entender, educar y
vivir con enfoque de género, para de ese modo avanzar en la construcción de una sociedad más justa e inclusiva.

Ya basta de aceptar esta sociedad machista, basta de hacerse los lesos ante la violencia, basta de pensar que el Feminismo es solo cuestión de mujeres. Todos y todas estamos llamados a erradicar la violencia de género.

Como mujeres demócratas cristianas ya comenzamos, pero no podemos solas, necesitamos que nuestros camaradas también entiendan todas y cada una de las diferentes formas de violentar a una mujer, que miremos a las mujeres como sujetos de derecho, que merecemos el mismo respeto que cualquiera, no sólo por ser mujer, sino por el hecho de ser ser personas…

Irene Muñoz Vilches, Vicepresidenta Nacional JDC
Evelyn Navarro Vera, Vicepresidenta Nacional JDC
Carolina Cárcamo Hernández, Vicepresidenta Nacional JDC
Johanna Barría Ruiz, Subsecretaria Nacional de la Mujer JDC.

2 thoughts on ““La economía es como las MUJERES y hay que estimularla”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *